Archivo de la categoría: Lenguaje corrupto

Definiciones de ‘Corrupto’ y ‘Corrupción’

corrupto, ta.

(Del lat. corruptus).

1. adj. Que se deja o ha dejado sobornar, pervertir o viciar. U. t. c. s.

2. adj. ant. Dañado, perverso, torcido.

————————————————————————————–

corrupción.

(Del lat. corruptĭo, -ōnis).

1. f. Acción y efecto de corromper.

2. f. Alteración o vicio en un libro o escrito.

3. f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces.

4. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

5. f. ant. diarrea.

~ de menores.

1. f. Der. Delito consistente en promover o favorecer la prostitución de menores o incapaces, su utilización en actividades pornográficas o su participación en actos sexuales que perjudiquen el desarrollo de su personalidad.

****************************************************************

Los medios de comuncación en nuestros días cuando mencionan la palabra corrupción lo asocian siempre al dinero que se roba directamente o se malversa como una manera de dirigir la atención hacia el tipo de corrupción menos importante, aunque, por supuesto, tiene también su importancia, y mucha.

Los medios pasan siempre por alto la corrupción de las personas y de los organismos públicos por sus actitudes (actitudes corruptas). Cuando un gobierno mira para otro lado o actúa de manera que promociona abusos y atropellos contra las personas y no hace nada (ver defición 4. de ‘corrupción’), es, según el idioma castellano, un estado corrupto. A quien no le guste puede enviar una carta a la R.A.E. para que elimine el cuarto significado de corrupción. Si reciben muchos miles de cartas iguales con la misma petición y se deja de utilizar esa palabra en la calle probablemente la eliminen del diccionario por democracia. Mientras tanto, el idioma es el que es.

Cuando se señala con el dedo públicamente a alguien como corrupto por sus actitudes dañinas rápidamente éste y sus defensores se lanzan al cuello de quien señala exigiéndole que demuestre que éste ha robado dinero. Exigen pruebas documentales o vídeos del robo pirata o  amenazan  denunciar al denunciante por calumnias públicas y desprestigio al Honor. Sin embargo la mayoría de las veces las pruebas las tienen todos delante de las narices. Pongo un par de ejemplos:

Ejemplo 1) Un político regala a la banca todo el dinero público para salvarla, una banca que está embargando miles de viviendas de la gente honrada y encima no dan crédito. Aunque no se demuestre que ese político tiene dinero en alguna cuenta en B en algún banco estatal o en paraíso fiscal, sólo la acción se gana el mérito de corrupta, sobre todo cuando esa acción la comete en contra de la voluntad de la aplastante mayoría de los ciudadanos. Por supuesto que eso podría ser subjetivo y ese político puede decir que él no se siente corrupto con dicha acción. Pero tampoco a mí no se me puede privar del derecho a creer que se trata de una acción corrupta y de afirmarlo públicamente poniendo como prueba sólo el hecho sde la acción sin que se me condene judicialmente. En mi opinión si los jueces me condenaran por hablar bien el castellano significaría que los jueces estarían protegiendo a los presuntamente corruptos.

Ejemplo 2) Un funcionario público de Tráfico envía una multa sancionada por radar a un ciudadano que supuestamente iba conduciendo un día a cierta hora con exceso de velocidad. A pesar de que el ciudadano tenía su padrón en su ayuntamiento y su domicilio fiscal actualizados, se le notifica en un domicilio anterior. Al no saber nada el ciudadano le publican la sanción con recargo en el Boletín Oficial de la Provincia y posteriormente le envían la condena denominada “Providencia de Embargo”, eso sí, a su domicilio real (el fiscal). Cuando éste llama a Hacienda le dicen que tiene que pagar y que no puede apelar excepto denunciar en juzgado con abogado obligatorio y pagar anticipadamente de todas formas con todos los recargos sin derecho a defensión. Le dicen que su carnet de conducir todavía tenía su domicilio antiguo y no lo cambió. Sin embargo la Ley capitalista dice que los órganos públicos deben hacer todo lo posible por nofificar en todos los domicilios conocidos, incluyendo el fiscal, antes de publicarlo en el BOP (algo es algo). Existen incluso varias Resoluciones del Tribunal Constitucional que han anulado esas sanciones de tráfico por no haber notificado debidamente al denunciado. Pero aún así, muchos funcionarios envían Providencias de Embargo sistemáticamente y con total impugnidad (los jueces pueden amparse en las Resoluciones del T. Constitucional para denunciar de Oficio al Estado y las Administraciones Públicas por obrar contra la Ley, pero no lo hacen) sin haber notificado debidamente a los acusados aún a sabiendas que es ilegal y antimoral, sólo por hacer la pelota a sus jefes que han recibido órdenes superiores de actuar así para recaudar ilegalmente e inmoralmente. Esto, también es corrupción.

Resumiendo, se puede ser corrupto por acción, por omisión o por meter la mano. Los medios, como he dicho anteriormente, sólo centran su atención a la corrupción que ha metido directamente la mano, pero no a la increíble cantidad de corruptelas que a la mayoría de los ciudadanos nos obligan digerir a diario, corruptelas que se cometen por puro peloteo, por tratos de favor, a cambio de enchufes, a cambio de poder, etc.

Deja un comentario

Archivado bajo Contenidos, Lenguaje corrupto

Lenguaje corrupto

“Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.” -Albert Einstein

Entendemos como ‘lenguaje corrupto’ aquellas expresiones que hacen un mal uso de la lengua de manera consciente y premeditada para confundir o engañar, algo bastante típico entre los periodistas de hoy.

A mi entender existe también otra forma descarada y evidente de corromper el idioma: escribir con faltas de ortografía y faltas gramaticales. Y esta corrupción del lenguaje la divido en dos:

1) Faltas que se cometen por desconocimiento y/o por falta de estudio y/o de lectura.

2) Las que se cometen conscientemente (por ejemplo las de nuestros jóvenes “chateando” por internet o con los SMS de los teléfonos móviles). Al final se acostumbran a escribir mal e incluso adaptan su lenguaje verbal a su forma de escribir en los chats. Muchos ya no tienen siguiera capacidad de escribir una carta normal.

Por todos los lugares por donde uno va se ve como la gente escribe con unas faltas de ortografía espeluznantes. Y ya no hablemos de las faltas gramaticales. Cuando yo tenía 15 años la gente que escribía con faltas de ortografía eran los más mayores, sobre todo las mujeres mayores. Eso era en parte comprensible ya que Franco prohibió por Ley a éstas seguir estudiando o trabajar cuando se casaban… por eso muchas trabajaban (y mucho) en un extenso mercado negro que el sistema franquista generó. Pero hoy los chavales de 15 años escriben peor que las mujeres de 60 años… Es catastrófico… pero también muy lógico. Con estos chavales no se puede hacer ahora ninguna revolución seria: son analfabetos. El no saber ni querer escribir correctamente normalmente va ligado a un desconocimiento global en todas las asignaturas científicas, históricas, políticas y sociales. Son el tipo de juventud que el sistema ha creado para preservar los intereses económicos y de poder de los de siempre. Son la jugada perfecta.

Los jóvenes de ahora (me dan muchísima pena) la primera asignatura que creo deberían atender es la escritura y la lectura. Cuando se tiene la más mínima duda de cómo se escribe una palabra la RAE pone a disposición una herramienta maravillosa: http://www.rae.es. Por favor, usadla (es propiedad de todos los hispano parlantes).

Debemos comprender que el idioma articulado, la escritura y la lectura son las herramientas con las que los seres Humanos nos comunicamos. La comunicación transmite conocimientos, cultura, nuestros miedos, nuestros gustos, nuestras matemáticas, nuestro arte… Estas herramientas nos hacen pensar. Los grandes capitalistas (que realmente son estúpidos), solamente saben obtener su libertad mediante el dinero. Cuanto más dinero, más libre se sienten. Lo que nos hace libres a los que tenemos poco o ningún dinero es la facultad de pensar.

Sinceramente, me cuesta mucho pensar cuando leo textos con tantas faltas de ortografía y de expresión. Es que no sigo leyendo, no le doy importancia, me pongo nervioso.

En mi opinión la calidad de un texto, aunque reducido, es mucho más productivo que un texto grande mal escrito.

He visto oportuno poner una categoría específica para este tipo de corrupción aquí. En la sección “Cada cosas por su nombre” hay una carta que envié a la R. Academia de la Lengua española a la cual he añadido la respuesta que recibí por parte de la Academia.

1 comentario

Archivado bajo Contenidos, Lenguaje corrupto