Archivo de la categoría: Robando desde la Cultura

SGAE Vs Cultura

Una vez más la clase política se describe a sí misma. Un ministerio de “Cultura” que privatizó la Cultura poniéndose de lado de los ricos y las multinacionales que explotan a los autores pequeños y que deciden a dedo por intereses personales qué y quienes son cultura y qué y quienes no, era de esperar.

Para más inri, se elige a como ministra de cultura a una señora que es juez y parte al mismo tiempo ya que forma parte de los intereses particulares de las altas esferas manipuladoras del cine, es como si se nombrara ministro de Industria y Energía a un jeque árabe. ¿Alquien pensaría que haría políticas en contra del petróleo o a favor de energías renovables? Por supuesto, nuestros poderosos verdugos que fueron “elegidos” “democráticamente” siempre amarran las cosas para que todo quede en casa.

Que la SGAE es una trama más de las muchas que existen amparadas, subvencionadas con dinero público y protegidas por los gobiernos ya lo sabíamos. A los ciudadanos de a pie, los que habitualmente sostenemos la cultura con la fuerza de nuestro trabajo y con nuestro dinero, no nos sorprendemos en absoluto que toda esta gentuza nos hayan estado robando protegidos por el gobierno (gobierno que es directamente responsable por acción u omisión). Eso ya venimos diciéndolo desde hace años. Lo que nos sorprende es cómo los jueces han tardado tantos años en investigarlo y perseguir a esta gente.

Tampoco nos sorprende que la ministra Sinde no dimita ante este escándalo mayúsculo. Ella forma parte también de la casta política lacaya de las multinacionales, la banca y los “mercados”, por tanto, era también de esperar que no mostrase un ápice de vergüenza política, como suele ocurrir en la mal llamada “democracia representativa” (ellos realmente no nos representan).


Por último hay un aspecto importante sobre los supuestos Derechos de Autor musicales que quiero tratar y que de momento no he visto ni leído a nadie tratar. Cuando unos artistas decoran una plaza pública, un monumento o un puente, a esos artistas se les paga por su trabajo una vez. Y todos los ciudadanos visitantes tienen derecho a hacer fotografías y videos gratis de esas construcciones artísticas y difundirlas por internet. Los autores se hacen famosos gracias a la gente que difunde sus construcciones artísticas haciendo que éstos sean cada vez más cotizados. Los pintores de cuadros que cada cuadro es pintado una sola vez la gente que los compra se los pueden enseñar a sus amigos gratis. O si el autor lo expone en un museo la gente paga una entrada al museo por el mantenimiento del mismo, los sueldos de los empleados y la comisión que el artista se lleve. En muchos sitios se permiten hacer fotografías y videos e incluso que otros artistas hagan reproducciones de los cuadros de otros artistas sin tener que pagar al creador. ¿Entonces por qué los autores musicales y cinematográficos tienen más derechos que el resto de artistas? ¿Cómo es posible que un cantante grabe una canción de 3 minutos y esté cobrando por ella de por vida sin trabajar más? Eso tendría cierta lógica cada vez que el autor vende un disco en una tienda o cobrar por sus conciertos, pero no tiene lógica que se persiga a todos los ciudadanos y se nos espíe. A ver si nos ponemos de acuerdo: ¿es la cultura patrimonio de la humanidad o es una mercancía privada? Si es patrimonio de la humanidad la gente tiene derecho de compartir las creaciones de los artistas libremente siempre que no sea para lucrarse.

Los estados, que son todos profundamente corruptos, no hacen separación entre lo privado y lo público sino que lo mezclan de forma interesada para favorecer a empresas amigas. Ejemplos: Correos y Telégrafos, usa todos los locales públicos para su gestión pero todos los beneficios se lo lleva el Deutsche Bank a Alemania; se cobra impuesto revolucionario “cultural” a la gente para los artistas en pro de la defensa de la cultura pero el dinero lo roba la SGAE; choricétera, choricétera.

Una vez más queda patente que el sistema político mal llamado “democracia representativa” sólo defiende los intereses privados y no los intereses de todos los ciudadanos. Por tanto, NO NOS REPRESENTAN, de la misma manera que la SGAE no representa tampoco a los artistas y mucho menos a la cultura. Si la cultura es de todos, todos tendríamos que estar afiliados a la SGAE. Es por ello que la SGAE es una institución que suplanta a la cultura de la misma forma que los políticos suplantan a la democracia.

La SGAE y el Ministerio de Cultura que criminalizaban y siguen criminalizando a todos los ciudadanos sólo por el hecho de tener una conexión a internet o una grabadora de CDs en casa, han demostrado que los ladrones y los piratas son ellos.

Deja un comentario

Archivado bajo Contenidos, Robando desde la Cultura